Consumo excesivo de carnes rojas a partir de los 50 puede ocasionar cáncer de colón

El Seguro Social de Salud (EsSalud) advirtió que las personas mayores de 50 años, así como aquellas personas que consumen carmes rojas en exceso tendrían un mayor riesgo de padecer cáncer colorrectal.


Así lo informó el doctor Daniel Capcha, gastroenterólogo del Hospital Nacional Guillermo Almenara Irigoyen de EsSalud, al señalar que solo 4 de cada 10 pacientes a los que se les diagnostica esta enfermedad tendrían posibilidades de recuperación y cura al recibir un tratamiento oportuno.


Explicó que las personas que consumen en exceso carnes rojas y procesadas, así como las que tienen antecedentes de pólipos colorrectales o padecen enfermedades hereditarias o aquellas que presentan antecedentes familiares de cáncer de colon son consideradas como población e riesgo de tener esta neoplasia maligna.


“También son factores de riesgo el exceso de ingesta de alcohol, el tabaquismo, dieta baja en fibra, la obesidad y el sedentarismo”, dijo.


Pérdida de peso
Explicó que los síntomas más frecuentes son el cambio en el ritmo del patrón evacuatorio, el sangrado rectal, el dolor abdominal, la pérdida de peso, anemia entre otros.

“El cáncer colorrectal ha sufrido un incremento progresivo en el número de casos a nivel mundial y en nuestro país, siendo una de las principales causas de muerte, pero la detección oportuna de lesiones precursoras, como son los pólipos, y el diagnóstico temprano de esta enfermedad puede prevenir su aparición o llevar a una recuperación completa respectivamente».


No hay una causa única para este tipo de cáncer, pero casi todos los cánceres de colon comienzan con la aparición de pólipos (tumores) no cancerosos, que lentamente al no ser detectados y tratados se van convirtiendo en neoplasias malignas.


El especialista dijo que para detectar esta enfermedad se realiza el test de sangre oculta en heces (TSOH), que como su nombre indica detecta si existe o no sangre en ellas.
“Si el resultado de la prueba es positivo el estudio se completa con una colonoscopia para visualizar el origen del sangrado y llegar al diagnóstico más certero posible”, explica el gastroenterólogo.

Fuente: Andina

Share On Facebook