¡Atención! Aconsejan uso de envases retornables para cuidar medio ambiente

En Perú cerca del 30 % del volumen total de bebidas que se venden anualmente corresponde a envases retornables de vidrio o plástico, que contribuyen a una adecuada cultura de consumo alineada con el cuidado del medio ambiente.


Recordaron que los envases retornables principalmente se pueden encontrar en bodegas de barrio y en restaurantes, debido a que facilitan la logística de recolección de los envases. Asimismo, cada año se incrementa la demanda en los supermercados por su conveniencia económica y ambiental. 


En ese sentido, explicaron que impulsar la retornabilidad es importante ya que implica dar un paso más hacia la economía circular, porque cada vez que una botella vuelve a llenarse se minimiza la generación de residuos y se asegura una total reutilización de los recursos. 


Sobre esa línea, Coca-Cola Perú brinda siete motivos para utilizar envases retornables. 
1.- Los envases retornables pueden usarse hasta quince veces antes de ser reciclados e incorporados en la fabricación de otras botellas; mientras que los retornables de vidrio pueden circular hasta treinta veces. Por lo tanto, presentan una menor huella ambiental frente a otros envases.


2.- En su fabricación generan menos gases de efecto invernadero (GEI). Por ejemplo, tres botellas retornables versus botellas no retornables generan un ahorro equivalente de emisiones GEI de aproximadamente 1 kilómetro de recorrido en auto, o de 46 horas de una bombilla de 20W encendida.


3.- Los envases retornables de plástico, en comparación con otros envases no retornables, ahorran hasta un 40 % de materias primas y un 50 % de emisiones de GEI, según la ONG Oceána.
4.- El vidrio o plástico utilizado en la fabricación de las botellas retornables es 100 % reciclable; es decir, si una persona quiere reciclar estos envases puede hacerlo.


5.- Con la compra de una botella retornable, el consumidor está pagando solo una vez por el empaque que utiliza, ya que, al regresarlo vacío al punto de venta, le darán uno nuevo donde le cobran únicamente por el contenido que lleva.


6.- En el caso de los envases retornables de plástico de tamaño familiar de las marcas de Coca-Cola, los consumidores pueden intercambiar un envase vacío de una marca por uno lleno de otra bebida del portafolio gracias a las botellas únicas de la compañía.


7.- Al optar por estos envases, los consumidores contribuyen a una cultura de consumo alineada con el cuidado del medio ambiente, en la cual los envases son diseñados para circular y no para ser descartados en uno o pocos usos.

Ciclo de la botella retornable

Detallaron, además, que el proceso de retornabilidad de una botella implica un circuito en el que la persona devuelve un envase vacío en el punto de venta –que no necesariamente es el mismo que compró o que quiere comprar- para llevarse una nueva bebida. Los envases recibidos se rellenan tras un riguroso proceso de lavado y de inspección electrónica.


Para finalizar, el proceso de lavado incluye esterilización química y con temperatura. Además, se ponen en práctica una limpieza mecánica y una inspección electrónica final con sistema de cámaras, para asegurar la inocuidad del envase.

Fuente: Andina

Share On Facebook