Advierten que confinamiento y estrés está incrementando dermatitis atópica en niños

Especialista aconseja bañar a los menores con inmersión en agua o con ayuda de una toalla

ANDINA/Eddy Ramos

El confinamiento que ya lleva más de seis meses, el miedo al contagio y el estrés a causa de la pandemia por covid-19, sumado al frío del invierno, están provocando la exacerbación de enfermedades dermatológicas en la población infantil, alertó la doctora Rosalía Ballona Chambergo, jefa del servicio de Dermatología del Instituto Nacional de Salud del Niño – Breña.


“En los últimos meses se ha visto el aumento de cuadros de dermatitis atópica”, indicó, para luego explicar que se trata de una enfermedad que tiene un fondo emocional. Esta es la razón por la que antes se le llamaba Neurodermatitis.El niño aislado, con salidas limitadas y los padres en casa por la pandemia, han empezado a tener cambios de ánimo, lo cual influencia también en las exacerbaciones de la piel.

Bañarse aunque haga frío


En esta temporada de invierno la dermatitis atópica se está agudizando mucho más y esto debido a que “el clima frío reseca más la piel, la humedad del ambiente la daña más aún y las costumbres equivocadas de no bañar al niño cuando hace frío, hace que el sudor, la grasa, el sebo se quede pegado en la piel y exacerbe las lesiones”, indicó la especialista.


Agregó, que los más afectados son los menores de seis meses, por la forma más severa en cómo se presenta este problema dérmico.

Lo primero que hacen es fastidiarse, llorar mucho y en segundo lugar es frotarse y erosionar la piel. Entonces, “los padres deben observar las lesiones eritematosas, (enrojecimiento de la piel), que les va a brotar en la carita como una piel áspera, rojiza que le fastidia, esto puede avanzar hacia la parte anterior del cuello, o hacia la cara lateral de los brazos”.


“En los niños de más edad las lesiones van a aparecer en los pliegues de los brazos detrás de las rodillas, es decir los brotes de lesiones denominadas eczemas les pica, molesta, y a veces no pueden rascarse lo que origina llanto, fastidio y se tornan irritables”, añadió la dermatóloga.Baño con toalla
La primera recomendación es bañarlo. El baño se prefiere que sea completo, de inmersión dentro del agua, pero también existe el baño con toalla, que se humedece y se limpia la piel del niño.

Si pueden bañarlo a diario en un ambiente adecuado con todas las condiciones para que no haya cambios de temperatura y no empeore, bienvenido sea; pero si no se puede porque el niño está resfriado, o hay cierto temor de los padres, entonces pueden bañarlo por completo un día y otro con toalla húmeda, “se puede alternar, pero no dejar de limpiarlo, porque la grasa y sebo pegado causa alergia. Es como un ácido, una sustancia irritante para la piel y es un error aplicarle crema sin aseo, porque el mal empeora”, advirtió.


“El uso de cremas humectantes o emolientes es lo indicado, pero si el niño tiene brotes de lesiones, granitos, tiene que recurrir a un especialista para la indicación correcta” recomendó la experta.
Recordó a los padres de familia, que el servicio a su cargo ha programado a todo el equipo de especialistas para la atención por telemonitoreo y teleorientación, a fin de contestar cualquier consulta sobre problemas dermatológicos.

Fuente Andina.pe

Share On Facebook